top of page

Uso de anticuerpos monoclonales en el embarazo

En el mes de abril se publicó un artículo en la revista Cephalalgia que revisó el tema del riesgo de los anticuerpos monoclonales en las pacientes que quedan embarazadas.


El artículo analizó los informes de seguridad recopilados en una base de datos llamada VigiBase hasta el 31 de diciembre de 2021.


No se encontraron patrones específicos de toxicidad materna, fetal o neonatal reportados con erenumab, galcanezumab, fremanezumab y eptinezumab. Además, no se encontraron señales de aumento en la notificación de aborto espontáneo para el grupo de anticuerpos monoclonales que actúan en el sistema del CGRP.


La exclusión general de mujeres embarazadas de los ensayos clínicos debido a los riesgos teratogénicos limita el conocimiento de la seguridad de los medicamentos durante el embarazo. Por lo tanto, es importante contar con fuentes alternativas de información en la postcomercialización, como los registros de embarazo establecidos por los fabricantes, grupos académicos y autoridades regulatorias, casos clínicos publicados y sistemas de notificación espontánea como VigiBase.


Se identificaron 94 informes de seguridad asociados con erenumab, galcanezumab y fremanezumab y relacionados con el embarazo en VigiBase sin observar toxicidades maternas específicas, patrones de malformaciones congénitas mayores o aumento en la notificación de abortos espontáneos.

La mayoría de los informes de eventos se relacionan con la falta de eficacia del tratamiento contra la migraña.


No se encontraron patrones de defectos congénitos mayores ni de hipertensión gestacional o pre-eclampsia. Los abortos espontaneos reportados, no se consideraron relacionados a los fármacos.


La monitorización continua a través de sistemas de notificación espontánea, junto con los resultados de los registros de embarazo y futuros estudios farmacoepidemiológicos, contribuirán a obtener una imagen más completa de la seguridad de estos medicamentos durante el embarazo.


Hasta entonces, se recomienda evitar el uso de anticuerpos monoclonales que apunten al sistema CGRP durante el embarazo y se aconseja a las mujeres que deseen quedarse embarazadas que suspendan estos tratamientos contra la migraña al menos cinco meses antes de la concepción.


Sin embargo, estos datos nos dejan tranquilidad en los casos que ocurra un embarazo no planificado en medio del tratamiento.





35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page