top of page

¿Sabes de donde viene la migraña?

🧠💡 Hoy quiero sumergirnos en el apasionante mundo de la fisiopatología de la migraña y cómo la evidencia científica nos ha permitido entender mejor este trastorno que afecta a tantas personas.


La migraña es mucho más que un simple dolor de cabeza, y su origen radica en una serie de cambios en el cerebro de personas genéticamente susceptibles. La excitabilidad cerebral alterada, la dilatación de las arterias intracraneales, la activación recurrente y la sensibilización de la vía trigeminovascular son algunos de los procesos que subyacen en la migraña.


La excitabilidad cerebral alterada se manifiesta en los síntomas acompañantes que muchos experimentamos antes de un episodio de migraña. Estos síntomas son una mayor sensibilidad a estímulos visuales, auditivos, táctiles y olfativos durante los ataques.

Por otro lado, durante los ataques (y en la migraña crónica), se "desactivan" las vías inhibitorias descendentes del dolor, parte de un sistema que permite que nos habituemos a los estímulos continuos. La percepción de todos los estímulos al mismo tiempo y con máxima intensidad contribuye a la percepción intensificada del dolor.


El dolor de migraña, propiamente dicho, depende de la activación y sensibilización del sistema trigeminovascular. Este sistema provoca que ciertas fibras del nervio trigémino generen vasodilatación y liberación de sustancias pro-inflamatorias en las meninges. Esta inflamación de las meninges son las causantes del dolor.


Además de estos cambios mencionados, se han observado alteraciones estructurales en el cerebro de las personas con migraña. Se ha encontrado un engrosamiento de áreas corticales involucradas en el procesamiento de la información sensorial.


En la búsqueda de un mayor entendimiento, los científicos también han explorado cómo diferentes áreas del cerebro interactúan en el proceso de la migraña. El tronco cerebral, el hipotálamo y la corteza desempeñan un papel crucial en la modulación de la vía trigeminovascular y en la aparición de síntomas como la fotofobia, la fonofobia, los mareos y la alodinia.


En resumen, la migraña es un trastorno complejo con bases científicas sólidas. A medida que profundizamos en nuestro conocimiento de la fisiopatología de la migraña, nos acercamos a la posibilidad de desarrollar tratamientos más efectivos y personalizados para quienes la padecen. La ciencia continúa desentrañando los misterios detrás de este trastorno, y yo, como amante de la neurología, estoy emocionada por cada nuevo avance que nos acerca a una comprensión más completa.


¡Si tienen preguntas o comentarios sobre este fascinante tema, no duden en compartirlos! 📚🔬💬




110 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page