top of page

El síndrome de Alicia en el País de las Maravillas

La presentación clínica de la migraña es compleja y multifacética, y algunos síntomas son más frecuentes en los pacientes con migraña que en la población general, como el síndrome de Alicia en el país de las maravillas (SAIP).


Este síndrome se caracteriza por alteraciones visuales y somatosensoriales, y su asociación con la migraña se ha investigado poco. Aunque se ha encontrado que la prevalencia de SAIP es del 18% en niños con migraña, no hay estudios que evalúen sistemáticamente su prevalencia en adultos.

Además, no hay criterios de diagnóstico claros para SAIP, lo que puede retrasar el diagnóstico y complicarlo. También se ha observado una asociación entre SAIP y trastornos psiquiátricos, como la depresión y la ansiedad, que son comunes en los pacientes con migraña. La comprensión de la relación entre SAIP y migraña podría ser útil para desarrollar tratamientos adecuados.


Pero, ¿en que consiste el SAIP?


Son episodios transitorios de alucinaciones visuales y distorsiones de la percepción de la imagen corporal. Durante estos episodios, los pacientes tienen la impresión de que diferentes partes de su cuerpo se modifican, sin estar dormidos ni soñando. Por ejemplo, sentir o ver que nuestra mano es enorme o muy chiquita.


Además, se puede modificar la noción del tiempo, haciendo que parezca que pasa muy lento o muy rápido. También pueden experimentarse alucinaciones visuales, cambios en el tamaño, distancia o posición de objetos estáticos, y una distorsión en torno a las distancias o el color o la profundidad del espacio en el que estamos. Es común que los pacientes experimenten sensaciones de miedo e incluso terror durante estos episodios (no es para menos, ¿no?).


Es importante destacar que los episodios del síndrome de Alice in Wonderland pueden presentarse varias veces durante un día, pero su duración suele ser menor a veinticuatro horas, con un inicio y final brusco en la gran mayoría de los casos. Además, aunque en gran medida son episódicos, algunos pueden evolucionar hacia la cronicidad.


Algunos estudios sugieren que las metamorfopsias, que son la percepción distorsionada de la forma de los objetos, pueden aparecer de segundos a minutos y se verán alterados después de haber tenido la vista fija en un único objeto. Esto se puede explicar desde el punto de vista de la astenopía cerebral, entendida como la fatigabilidad del sistema de percepción.


En estudios de resonancia magnética funcional se ha visto que los pacientes con SAIP presentan una hipoactivación del lóbulo occipital y una hiperactivación parietal cuando se da el fenómeno de micropsia, que es la percepción de los objetos como más pequeños de lo que realmente son.


Si crees que puedes estar experimentando episodios del SAIP, es importante que acudas a un especialista para que te realice una evaluación completa y te brinde un diagnóstico adecuado. Con el tratamiento adecuado, es posible manejar los síntomas y mejorar tu calidad de vida.





41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page